El número de personas que el Huracán María tocó es equivalente al número de puertorriqueños que existen.

A más de 8 meses de este evento, puedo decir que María cambió la vida de todos. Marcó la vida de los que viven en Puerto Rico como a nadie y de los que no viven en la isla también. María mudó familias, rompió hogares, edificios, carreteras, destruyó todo.

Hoy es 1 de junio de 2018, este día marca el comienzo de la nueva temporada de huracanes. Una nueva temporada que amenaza nuevamente como cada año, solo que esta vez es distinto porque la sombra de María nos persigue.

By: elnuevoherald.com

Hoy a 8 meses del huracán es solo otro día en la vida de mi tía, quien lleva casi 9 meses, desde el huracán previo a María, Irma, sin vivir en su casa.  Ella es otra de los muchos residentes del barrio Viví Arriba en Utuado que aún no tiene agua, no tiene electricidad y la carretera para llegar a su vivienda esta destruida y sin esperanzas de ser reparada.  Ya hace casi 9 meses de una vida nómada, viviendo en casa de sus hijas un tiempo, en casa de la amiga, en casa del hermano, de casa en casa. Ella al igual que muchos no se queja, no lo dice, solo calla y espera. 

Espera el día en que pueda volver a dormir en su cama, espera el día en que abrace su propia almohada.  Ella es paciente, sabe lo que es luchar por lo que se quiere y está segura de que algún día volverá a su casa.

María nos enseñó y nos enseña muchas lecciones.  Ella mostró la fragilidad de nuestro gobierno y su insensatez. A través de ella vimos la cara de la necesidad real y también el rostro de nuestros verdaderos héroes.

By: nytimes.co

Ella desnudó y desenmascaró las montañas de nuestra salud mental.  Enseñó nuestra vulnerabilidad y es precisamente eso los que nos hace más humanos, más auténticos.

Hoy, aún nos muestra las heridas emocionales, esas que son las más difíciles de sanar y las que perduran por siempre.  Ya los daños estructurales forman parte del paisaje y ahora Puerto Rico se pinta con nuevo arte.

Hoy los vientos que soplan no son los de María.

El viento que risa los cabellos de los puertorriqueños es un viento nuevo.  Es un viento de cambio, un viento de lucha, un viento real, un viento que no viene del norte, un viento que nace en nuestras montañas, un viento con canto de coquí, un viento de acción, un viento de sudor, un viento de lucha, un viento de esperanza.

Es un viento con 4,645 almas.

#4645

Nota: Según un estudio reciente de la Universidad de Harvard, #4645 personas fallecieron a causa del Huracán María. El gobierno de Puerto Rico reportó solo 65 muertes.

Crédito de la foto superior: By: @eliasnunezphotography

Lee el estudio aquí:

Study Estimates Prolonged Increase in Puerto Rican Death Rate After Hurricane Maria